Mercedes ML AMG

La empresa de Affalterbach fue la primera en reconocer el potencial de estos todoterreno potentes y exclusivos y es considerada el fundador del segmento de los SUV de altas prestaciones. Todo comenzó en 1999 con el ML 55 AMG. Este modelo tope de gama de la Clase M impulsado por un motor AMG V8 de 5,5 litros con una potencia de 347 CV ofrecía prestaciones impensables hasta ese momento en esa clase de vehículos: la aceleración hasta 100 kilómetros por hora terminaba a los 6,8 segundos y la velocidad máxima ascendía a 235 km/h. La combinación de una propulsión potente, aptitud todoterreno, confort, seguridad y amplio habitáculo entusiasmó a los clientes de AMG en todo el mundo.

Entre 1999 y 2003 se vendieron más de 11.000 ejemplares del ML 55 AMG.

En septiembre de 2005 se presentó en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort el sucesor del ML 55 AMG con la designación ML 63 AMG. Este modelo prosiguió el historial de éxitos de su predecesor. Con su motor AMG V8 de 6,3 litros, capaz de desarrollar 510 CV y 630 Nm, asumió inmediatamente el liderazgo en su segmento. Las prestaciones del ML 63 AMG no desdirían en un deportivo: el modelo tope de gama de AMG aceleraba de cero a 100 km/h en 5,0 segundos y su velocidad máxima estaba limitada electrónicamente a 250 km/h. Entre 2006 y 2011 se vendieron en total más de 13.000 ejemplares. Con ello, las cifras totales de ventas de vehículos SUV de altas prestaciones de AMG han superado ya las 24.000 unidades.

mercedes_ml_63_amg_2005_03

Puedes mirar también...

La importancia de ver y ser vistos, así son los nuevos faros LED

Todos los que practicamos el 4×4, y en especial a los que nos gustan las …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies