El Citroën ZX Rally Raid fue uno de los grandes vencedores en el Granada - Dakar 1996.
El Citroën ZX Rally Raid fue uno de los grandes vencedores en el Granada - Dakar 1996.

Cuando en el año 1996 el Dakar se tuvo que rendir al barro de Granada

Hacer el seguimiento de una prueba automovilística no siempre es fácil, y si encima está relacionada con el mundo del todoterreno ya hay muchas posibilidades de que resulte complicado, y si por si fuera poco la prueba de la que hablamos es el Rally Dakar y se celebra bajo una intensa lluvia, entonces resulta que las dificultades aumentan considerablemente.

A finales de 1995, más concretamente del 27 al 30 de diciembre, tuvimos que cubrir la salida del Rally Granada Dakar 1996, con el fin de obtener material gráfico que sería publicado en el número 16 de Revista Local 4×4, así como obtener imágenes para el programa del motor que se emitía en 340 Televisión.

No lo tuvimos nada fácil para cubrir la etapa prólogo de Armilla debido al frío y a la intensa lluvia que nos acompañó a lo largo de toda la jornada.

Si hacemos un poco de memoria, la primera vez que el Dakar visitó Granada fue en 1994 (París – Dakar – París), aumentando al año siguiente su protagonismo en la prueba africana y consiguiendo en 1995 ser la cabecera de la prueba, desbancando a la capital francesa y pasando a denominarse Rallye Granada – Dakar.

Un año después, en 1996, en la edición número 18, conseguía continuar siendo el punto de partida del rally al tiempo que contaba con tres pruebas especiales, dos de las cuales tendrían como escenario la antes mencionada base aérea de Armilla: Una de aceleración, algo sin precedentes hasta ese momento en el Dakar que se celebró bajo una incesante lluvia y que sirvió para determinar la parrilla de salida del día siguiente, otra de tipo etapa especial que comenzó con retraso ya que el abundante barro que había en la pista se convirtió en una verdadera trampa en la que quedaban atascados los potentes vehículos, más pensados para el desierto que para pelear con el fango, y una tercera etapa especial de 75 kilómetros entre las localidades de Huétor Tajar y Loja que a la postre tuvo que ser suspendida ante la imposibilidad de que los vehículos pudiesen circular por las pistas, ya que la cura de humildad del día anterior, con motos caídas, vehículos atascados, y posiblemente más de un resfriado por la lluvia, había dejado claro que mejor esperar a pisar tierras africanas para seguir con la competición.

A pesar de todo, los que nos desplazamos con nuestros todoterrenos para hacer el seguimiento de la prueba, decidimos adentrarnos en el recorrido de la etapa especial, levantar un libro de ruta, que posteriormente sería publicado en el número 16 de Revista Local 4×4, y buscar los mejores puntos para, en el caso de que se disputase la etapa, pudieramos obtener, esta vez sin estar bajo la atenta mirada de la televisión francesa, las mejores imágenes.

En ese momento, y para pelear con el barro, contaba con un Lada Niva 4×4, al que recientemente se le habían motando unas espectaculares ruedas BF Goodrich All Terrain, de lo mejorcito de la época, las cuales fueron sometidas a una dura prueba, y, posiblemente, gracias a ellas y al buen hacer del vehículo de origen soviético en terrenos blandos, conseguí realizar todo el recorrido sin que en ningún momento quedase atascado.

Los neumáticos BF Goodrich All Terrain montados en el Lada Niva 4×4 tuvieron la oportunidad de demostrar todo su potencial en el barro.

Fue tal el grado de dificultad que nos encontramos en la realización de la etapa, y antes de saber que iba a ser neutralizada, que esa tarde, y ante la imposibilidad de salir de las pistas embarradas al caer la luz, decidimos pasar la noche en los vehículos, algo que no era la primera vez que nos ocurría, y esperar las primeras luces del día para continuar nuestro camino hasta conseguir llegar a alguna carretera.

La noche, rodeados de barro, sin poder encender fuego, dentro de los vehículos y bajo una fuerte lluvia, fue larga, pero, como decíamos en aquel entonces, «la aventura es la aventura».

Ese año la victoria final en el Granada – Dakar 1996 fue para los franceses Lartigue y Perin, seguidos por Wambergue y Gallagher, los dos equipos con Citroën ZX Rally Raid, siendo la tercera posición para Fonteney y Musmara, con Mitsubishi Pajero.

El primer equipo español en pisar la línea de meta en el Lago Rosa fue el formado por Salvador Serviá y Puig, que lo hicieron en quinta posición, también con Citroën ZX Rally Raid, mientras que Miguel Prieto y Olave, con Mitsubishi Pajero largo, entraban en la posición número 11.

Presentación del Rally Granada Dakar 1996, foto archivo Revista Local 4×4.

Texto y fotos: Alejandro Triviño.

Puedes mirar también...

Fin de una de las etapas en el Rally Clásicos del Atlas.

Rallyes de clásicos, una forma de competir, viajar, y disfrutar, por muy poco dinero

No cabe la menor duda que en los últimos años ha aumentado considerablemente la afición …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Warning: realpath(): open_basedir restriction in effect. File(/tmp) is not within the allowed path(s): (/home/virtual/revista4x4.es/var/www/html/:/home/virtual/revista4x4.es/var/tmp/) in /home/virtual/revista4x4.es/var/www/html/wp-includes/functions.php on line 2099