Mercedes Vito 4×4

Para poder desenvolverse en las condiciones más difíciles y adversas, todas las furgonetas de Mercedes-Benz (Vito, Sprinter y Vario) pueden equiparse con tracción integral. Si se combinan las numerosas variantes de longitud y techo, peso total, motores y cajas de cambios, se obtiene una variedad increíble de cientos de modelos básicos.

Todos estas furgonetas se caracterizan por brindar máxima tracción, una seguridad de conducción dentro y fuera del asfalto y un confort de marcha equiparable al del modelo básico con tracción trasera. También presentan puntos en común en lo referente a la técnica: tres de las cuatro series llevan integrado el sistema electrónico de tracción 4ETS, si bien este equipo se ha optimizado en cada modelo de acuerdo con el uso previsto de los vehículos.

En el reportaje de esta semana analizamos la Mercedes Vito con tracción 4×4.

Mercedes Vito 4×4

La Vito 4×4 es la furgoneta ideal para trabajar, pero de dimensiones compactas y manejables. Dispone de tracción integral con regulación electrónica de tracción 4ETS, motores diésel CDI y cambio automático. La técnica de propulsión es equiparable a la del Viano 4MATIC.

Al arrancar, acelerar y en curvas, con hielo, nieve, lluvia, en pistas en mal estado, caminos rurales o terreno impracticable, o circulando con remolque, el conductor lo tiene fácil: sólo tiene que pisar el acelerador de forma dosificada y girar el volante; de todo lo demás se encarga el sistema de control de tracción. La tracción integral se basa en el sistema electrónico de tracción total (4ETS) de Mercedes-Benz, que se ha acreditado ya en la Clase ML.

En la tracción permanente a las cuatro ruedas de la Vito 4×4, la fuerza motriz en régimen normal se transmite a los ejes delantero y trasero en proporción 35:65. El comportamiento de marcha resultante apenas se diferencia del que brinda la habitual tracción trasera de la Vito.

En lugar de operar con bloqueos de diferencial mecánicos, la tracción integral trabaja con el sistema electrónico 4ETS: si una o varias ruedas pierden tracción al circular sobre terreno resbaladizo, el 4ETS aplica automáticamente breves impulsos de frenado a las ruedas que giran en vacío, aumentando en la misma medida el momento de impulsión en las ruedas con buena tracción. El 4ETS aprovecha para este fin los sensores del ABS instalados en las ruedas. La intervención automática del 4ETS sobre los frenos simula el efecto de hasta tres bloqueos de diferencial: longitudinal, del eje trasero y del eje delantero.

La caja de transferencia está unida directamente al cambio principal. El accionamiento del eje delantero es muy compacto. Cuenta con relleno de aceite de por vida y no requiere mantenimiento, al igual que los árboles primarios adicionales del eje delantero. En pro de una máxima durabilidad, su ángulo de orientación es muy pequeño. El nuevo bastidor de apoyo del eje delantero está optimizado para garantizar un comportamiento ejemplar de la Vito 4×4 en caso de colisión. El nuevo apoyo del diferencial del eje delantero y el mayor volumen de aceite ayudan a reducir el desgaste, mientras que el dentado oblicuo del diferencial mejora la suavidad de marcha.

Durante el arranque, en caso de tracción insuficiente, las ruedas traseras giran en vacío brevemente. El testigo de advertencia parpadea, independientemente de la velocidad, cuando al menos una rueda supera el límite de adherencia. Para lograr una tracción óptima, en la gama baja de velocidades, y pese al parpadeo del testigo de advertencia, el conductor debería reducir la presión ejercida sobre el acelerador. El 4ETS regula automáticamente el resbalamiento en cada rueda y el momento de bloqueo óptimo.

Gracias a la mayor altura de la carrocería, el ángulo de ataque es de 20° (en los vehículos con tracción convencional: 14°) y el ángulo de salida en la variante con distancia entre ejes corta y con voladizo corto es de 28° (22°). El ángulo de rampa –fundamental en las crestas– asciende a 19° en la Vito 4×4 con distancia entre ejes corta, en lugar de los 14° de las demás variantes. La altura libre sobre el suelo es de 150 mm en el eje delantero y unos 210 mm en el trasero. En función de la motorización, la capacidad ascensional es un 20% superior a la de la Vito con tracción convencional.

La tracción integral supone un peso añadido de sólo 80 kg. Por tanto, la carga útil del vehículo sólo se reduce mínimamente respecto a la Vito con tracción convencional. Con la tracción integral, la altura total de la carrocería sólo aumenta unos 70 mm (en función del modelo), con lo que la Vito 4×4 tampoco supera los dos metros de altura total.

La Vito 4×4 está disponible en combinación con los nuevos motores CDI de cuatro cilindros en dos niveles de potencia: 136 CV y 163 CV. Se trata de propulsores de funcionamiento suave, austeros y limpios, con filtro de partículas de serie según la normativa de gases de escape Euro 5.

La transmisión de fuerza de la Vito 4×4 se confía de serie al cambio automático de cinco velocidades Mercedes-Benz. Este grupo, acreditado ya en millones de unidades, brinda un elevado confort de manejo. La combinación de cambio automático y tracción integral ayuda al conductor en su trabajo, sobre todo en terreno sin asfaltar: gracias al 4ETS, no tiene que preocuparse por la tracción integral, y gracias al cambio automático, no tiene que molestarse en acoplar la marcha más adecuada.

Presenta un interior robusto y de gran calidad muy fácil de cuidar: se puede acceder a la Vito 4×4 sin problemas con calzado de trabajo. Especialmente en aplicaciones fuera del asfalto se aprecian las ventajas del puesto de conducción de fácil manejo.

Al igual que la Vito con sistema de tracción convencional, el tren de rodaje de la Vito 4×4 presenta una armonización diferente según la versión de la carrocería y la aplicación prevista: en la Vito Furgón y en la Mixta el criterio esencial es la robustez para poder soportar cargas elevadas, mientras que en la Vito Combi se prima el confort de los ocupantes de las plazas traseras.

La Vito 4×4 se encuentra disponible en las tres variantes de longitud de la carrocería «compacta», «larga» y «extralarga» en combinación con el techo plano. Éste está disponible para la Vito Furgón, la flexible Vito Mixta con segunda fila de asientos y la versátil Vito Combi.

Mercedes-Benz ofrece a los compradores de la Vito 4×4 paquetes a la medida similares a los que se encuentran disponibles para el modelo de tracción convencional. «Cargo» incluye piso de madera y dispositivos de sujeción de la carga para el furgón. El paquete «Top Load» consta de un sistema de soportes para el techo. Los paquetes de confort revalorizan el interior de la Vito Mixta y Combi. «Safety», «Security» y «Light & Sight» otorgan un aspecto más refinado al interior y al exterior de la Vito Combi y Shuttle.

La Vito 4×4 se encuentra a la venta a un precio a partir de 23 500 euros, 25 770 euros la variante combi. La tracción integral tiene un sobreprecio de 3 143 euros, y el cambio automático cuesta 1 854 euros (precio neto más IVA).

Propulsores

Vito 113 CDI 4×4 Potencia 136 CV a 3 800 rpm Par máximo 310 Nm a 1 400-2 400 rpm

Vito 116 CDI 4×4 Potencia 163 CV a 3 800 rpm Par máximo 360 Nm a 1 600-2 400 rpm

mercedes_vito_4x4_02

Puedes mirar también...

La importancia de ver y ser vistos, así son los nuevos faros LED

Todos los que practicamos el 4×4, y en especial a los que nos gustan las …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies