Inicio / Rescate / Curso de Rescate 4×4 Gato del Desierto Hi-Lift

Curso de Rescate 4×4 Gato del Desierto Hi-Lift

Tan útil como desconocido es el Gato del Desierto, o Hi-Lift, un aparato que vemos colgado de los 4×4 más preparados en sus viajes de aventura.

Se caracteriza por su versatilidad a la hora de ser utilizado para rescatar nuestro vehículo casi en cualquier situación en la que nos encontremos.

Se encuentra en el mercado en diferentes medidas y precios, pero el más conocido es el de 1,20 metros de altura, realizado en material de fundición.

Básicamente consta de una viga central con orificios por la que se desplaza un cuerpo que actúa como elevador, dicho cuerpo dispone de un pestillo sobre el que actuamos para seleccionar las diferentes operaciones; subir, bajar o liberar el cuerpo, y, una palanca de longitud considerable, que es la que nos permite accionar el mecanismo, tanto de subida como de bajada.

El funcionamiento en sí no reviste ninguna complicación. En primer lugar localizaremos el lugar donde queramos apoyar el Hi-Lift, que siempre será una superficie plana y lo más dura posible para evitar que se hunda, especial cuidado tendremos en zonas de barro o arena, donde utilizaremos alguna piedra o similar para apoyarlo con seguridad.

Uso del Hi-Lift o Gato del Desierto para levantar un Suzuki
Uso del Hi-Lift o Gato del Desierto para levantar un Suzuki

Accionaremos el pestillo hacia su posición más baja, y subiremos manualmente el cuerpo central hasta el chasis del vehículo, cuidado dónde lo apoyamos para evitar daños en la carrocería, después accionaremos el pestillo hacia arriba, y comenzaremos a mover la palaanca de la parte superior hasta la inferior, en cada movimiento oiremos un “click”, y observaremos como el cuerpo se eleva un punto.

Cuando queramos bajar el 4×4 situaremos el pestillo en su posición inferior, y accionado la palanca el vehículo, punto a punto, irá descendiendo.

El Hi-Lift basa su polivalencia en su capacidad para levantar pesos elevados a lo largo de la longitud de su viga central, de este modo puede sernos útil en múltiples casos, desde cambiar una rueda, hasta, en combinación con una eslinga, hacer las veces de tráctel, pasando por elevar el vehículo para introducir unas planchas o equilibrarlo en caso de que nos atasquemos en un cruce de puentes.

El Gato del Desierto o Hi-Lift se puede usar como tráctel.
El Gato del Desierto o Hi-Lift, en combinación con una eslinga, se puede usar como tráctel o winch en caso de emergencia.

Como consejos generales os diremos que, aunque su resistencia está a toda prueba, no recomendamos actuar en la mecánica del vehículo cuando lo estamos utilizando, pues podría resbalar y dejarnos caer el coche encima.

Mucho cuidado con el lugar de la carrocería donde lo apoyamos, pues podría producir daños en ella, en especial en los SUV´s.

Por supuesto hay que utilizar en todo momento guantes de seguridad.

Aunque la mecánica sea muy simple, hay que limpiarlo y engrasarlo después de cada utilización.

El Hi-Lift es ideal para ser utilizado en zonas de baja adherencia.
El Gato del Desierto o Hi-Lift es ideal para ser utilizado en zonas de baja adherencia, como es el caso de la arena o el barro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies