Opel amplía la gama Insignia con un nuevo SUV, el Country Tourer 4×4

La nueva familia Insignia se completará en breve cuando el Opel Insignia Country Tourer sea presentado mundialmente en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt el próximo mes de Septiembre.

El sistema de tracción 4×4 controlado electrónicamente incorpora un embrague de alta calidad, que funciona con el principio Haldex, y un diferencial autoblocante que asegura la tracción tanto en firmes pavimentados como sin pavimentar. Constantemente se adapta a las condiciones reinantes en la carretera y distribuye el reparto de par motor de 0 a 100% entre el eje delantero y trasero, así como entre ambas ruedas traseras. El principal beneficio es que todo esto ocurre incluso antes de que una rueda comience a patinar por falta de tracción, por ejemplo, sobre mojado o en carreteras cubiertas de nieve. En combinación con el chasis premium controlado electrónicamente FlexRide, el sistema de tracción total establece nuevos estándares en términos de tiempo de reacción y control del vehículo.

Cuando es necesario, el embrague que controla la distribución de tracción envía inmediatamente más par al eje trasero. Los sensores del sistema 4×4 suministran constantemente a cada uno de los módulos de control información sobre la tasa de inclinación, la aceleración, el ángulo de la dirección, la velocidad de las ruedas, la posición del pedal del acelerador, el régimen de giro del motor y el par, y la distribución de potencia entre los ejes delantero y trasero se adapta constantemente a las circunstancias de conducción basadas en estas informaciones.

La estabilidad y el dinamismo están asegurados por el diferencial autoblocante trasero controlado electrónicamente (eLSD). El eLSD controla la distribución de par entre las ruedas traseras, transmitiendo par de tracción a la rueda que tenga mejor agarre. Al mismo tiempo que ofrece la mayor capacidad de tracción en condiciones de firme deslizante, el sofisticado funcionamiento de este sistema de tracción 4×4 adaptativo garantiza los mayores niveles de control de la potencia y seguridad activa en todas las situaciones. El Insignia Country Tourer puede ofrecer propulsión cuando hasta tres de sus ruedas estén en pérdida o terreno resbaladizo y sólo una de ellas tenga tracción.

El sistema de tracción total adaptativo también ayuda al conductor en situaciones que no sean críticas. Para reducir las pérdidas por fricción y ahorrar combustible, el sistema automáticamente regresa a tracción delantera cuando detecta que no son necesarias intervenciones adaptativas.

La oferta en España es de dos motores turbo diésel de 2.0 litros. El turbo diésel 2.0 BiTurbo CDTI con 195 CV ofrece hasta 400 Nm de par máximo. Su sistema de turbocompresor secuencial de dos fases ofrece una respuesta inmediata al acelerador. El turbo diésel 2.0 CDTI de 163 CV completa los motores disponibles, ofreciendo 350 Nm de par, que pueden incrementarse por cortos espacios de tiempo hasta los 380 Nm gracias a la función overboost.

El motor 2.0 CDTI está disponible asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, mientras que el más potente BiTurbo viene de serie con una caja de cambios automática de seis velocidades.

Sobre asfalto, el Insignia Country Tourer también se beneficia de ruedas más grandes y de su altura elevada, además de su tracción a las cuatro ruedas y brillante respuesta. La distancia libre al suelo es 20 mm mayor que en los otros Insignia, una gran ventaja cuando se encuentra con terreno accidentado y suelto.

Con la característica parrilla de Opel, ahora más ancha y más baja, el estilo frontal tiene una apariencia distintiva. La barra horizontal de la parrilla tiene incorporado en el centro el logo de la marca y está esculpida en una forma de ala, con sus bordes laterales girados hacia arriba como alabes recorriendo los faros delanteros. Un panel protector, en un acabado plata brillante, sale de debajo del compartimento del motor; un prominente elemento de diseño que se repite en la parte trasera, en la que el panel está encerrado entre las dos relucientes salidas de escape (una sola salida con el motor 2.0 CDTI).

Otro elemento característico es el revestimiento en color antracita de los bajos de los laterales y las secciones inferiores de la carrocería, que también hacen los pasos de rueda más pronunciados, dándole un aspecto más ancho. Un rasgo visual final viene dado por los faros delanteros y traseros distintivos. Los faros delanteros tintados, con acentos cromados encastrados incorporan luces diurnas LED con forma de ala. La forma de diseño gráfico se repite en la parte trasera, donde las luces traseras y de freno LED también iluminan brillantemente.

 

Puedes mirar también...

Prototipo en el CAEX 4x4

El próximo jueves tendrá lugar la primera charla coloquio on-line sobre la temporada 2020 del Campeonato Extremo 4×4 de Andalucía

A estas alturas de la temporada automovilística son muchos los clubes, equipos y aficionados al …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies