Los tres modos de conducción del Citroën C5 Aircross Hybrid: Eléctrico, Híbrido y Sport

El SUV Citroën C5 Aircross Hybrid dispone de tres modos de conducción que se pueden activar desde un mando situado en la consola central.

Por defecto, este SUV circula con cero vibraciones y cero ruidos con el modo eléctrico, que se activa si la carga de la batería es suficiente. Permite alcanzar una velocidad de hasta 135 Km/h sin emisiones de CO2. En este modo, la batería mueve directamente las ruedas a través de la caja de cambios en recorridos de hasta 55 Km, según el protocolo WLTP. Si su capacidad se agota, el motor térmico entra en acción automáticamente.

Al circular en modo 100% eléctrico, un testigo luminoso azul se enciende en el retrovisor central y es visible desde el exterior. Esto permite identificar que se está circulando en modo eléctrico, lo que resulta especialmente útil para acceder a las zonas de circulación restringida de las ciudades.

Con el modo Híbrido, la gestión de la energía se realiza automáticamente. Su objetivo es optimizar el consumo de energía dependiendo del estilo de conducción, por lo que el propio vehículo gestiona, de manera autónoma, la selección entre propulsión por gasolina, eléctrica o una combinación de ambas, dependiendo de su eficiencia en cada momento. Así, a baja velocidad y en entornos urbanos, recurre a la energía eléctrica mientras que, a altas velocidades, utiliza el motor térmico, sin renunciar a utilizar la batería si se necesita un extra de potencia. Lo mismo sucede si se está circulando con energía eléctrica y se acelera repentinamente: el motor gasolina entra en acción.

Los que prefieran un estilo más dinámico al volante pueden optar por el modo Sport, que permite disfrutar de 225 CV de potencia combinada, resultado de unir las prestaciones del motor de gasolina PureTech con la tracción del motor eléctrico, si es compatible con la carga de la batería de tracción. Su funcionamiento está reforzado por la Suspensión de Amortiguadores Progresivos Hidráulicos.

Además, el SUV Citroën C5 Aircross Hybrid cuenta con dos modos de frenado regenerativo: un primer nivel equivalente al de un freno motor convencional, con la palanca de cambios en posición D (Drive), y un segundo, más dinámico, llamado modo B (Brake), que permite gestionar la velocidad del vehículo utilizando únicamente el pedal del acelerador. En ambos modos se recupera autonomía en cada frenada.

Asimismo, el SUV híbrido enchufable de Citroën ofrece una función “ë-Save”, que permite reservar autonomía eléctrica para activarla cuando sea necesario, por ejemplo, en zonas de cero emisiones.

Puedes mirar también...

Peugeot Rifter, un vehículo de aspecto aventurero entre el monovolumen y el SUV

El monovolumen de aspecto aventurero Peugeot Rifter está disponible con dos longitudes, Standard o Long, …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies